Mujeres Urbanas

Iniciamos una nueva sección. Un espacio para compartir historias de mujeres. Clientas, amigas, proveedoras. Mujeres que construyen su propia historia, desde diferentes experiencias y en diferentes lugares. Nos conocemos porque compartimos momentos, desafiamos los estereotipos y disfrutamos el juego de la moda.

Empezamos con ellas y sus historias

Graciana Bonifazzi

 

“Soy Graciana, soy locutora, seguramente conocés mi voz más que mi cara. Soy la voz de los avisos de radio de La Urbana.

Me encanta venir al local, quiero destacar la atención del equipo de ventas. Llegar y sentirte bienvenida, cómoda… en un ambiente distendido para poder relajarte y probarte todo lo que quieras una y otra vez… Siempre sugerencias válidas, consejo acertado,  respeto a tu cuerpo y a tus gustos. Priorizar tus tiempos en cada puesta, escuchar lo que mejor va con vos … Y escucharte… Así es!: “escucharte”!!!…  

Comprar mis equipos en La Urbana es saber que voy a usar todo lo que compré con ganas, sabiendo que estoy a la moda, cómoda y con un outfit ideal para cada ocasión. Saber que voy a estar elegante y voy a sentirme bien, feliz con cada prenda de La Urbana.

 

Alejandra Dimónaco

Soy locutora, y clienta de la LA URBANA. Ser clienta de LA URBANA es ganar una dosis extra de autoestima cada vez que uno va.

El otro día recordaba con Claudia que cuando comencé a ir LA URBANA solo pedía colores oscuros y las chicas me aconsejaban, “tenés que empezar a usar otros colores”. Bueno…llegó el día en que dije “este año me visto totalmente de blanco” y empecé por  pedir un pantalón blanco. Hacía años, añares que no usaba ropa clara! La verdad es que me di cuenta que el calce era bárbaro, que no me hacía más gorda y es increíble ver esa imagen que por ahí una se hace en el espejo, pensando que es muy grandota para la época ,que no vas a encontrar ropa linda a tu medida. Porque es lo que pasa, si sos un poco más grandota de lo habitual, no encontrás ropa a tu medida..!!

Pasa eso en LA URBANA, una entra en la ropa y no solo entra sino que la luce y que te ves divina, y entonces tu autoestima se va allá a lo alto!!

LA URBANA  me permitió eso, poder innovar con colores, con texturas, con ropa que nunca imaginé que me iba a poner. Además me empecé a sentir divina, la prueba está en que soy una de las modelos de URB y que cada vez q salgo a la pasarela a lucir una de sus prendas, yo me siento una Top Model!!.. Asi que las invito a ustedes también  a probar, a ver si tienen esta dosis extra de autoestima que yo siento cuando voy a LA URBANA.

 

Chechu

Soy Chechu, una incondicional de LA URBANA. No solo por las prendas, por la calidad y por los distintos talles: Quiero que sepan que fui gordita, fui gorda y ahora estoy flaca y siempre encontré ropa en LA URBANA. Pero la elijo también por la atención que recibo. Las chicas son excelentes, no me pregunten cómo pero tienen un ojo para descubrir lo que estás buscando y para darte el talle indicado, que realmente en 47 años que voy a cumplir, nunca me atendieron de esa manera….

Una va un negocio y te dicen querés un talle 40, 42, 60…pero acá las chicas lo que te ponen te entra como un guante!!

Estoy súper feliz de ser clienta de LA URBANA,  me gusta muchísimo y amo porque consigo ropa para toda ocasión y para todo talle. Yo varié de talle 6 a talle 1 y sigo siendo modelo y clienta de LA URBANA!! Este año hasta me animé a hacer un desnudo!

 

IRIS

Soy Iris, vivo en San Nicolás, estudio Letras. Llegué a Lot Of con esperanza de que no fuera como todos los lugares de ropa que no tenían talle para mí. Fue una gran sorpresa lo amables que fueron las chicas conmigo y como me hicieron sentir cómoda (cosa que no me pasaba muy a menudo) y fue la primera vez que me probé tanta ropa, vestidos, pollera, pantalones, además de tops que hasta ese momento me negaba a usar ya que no poseía la confianza en mí. Ese día salí del local con la sonrisa más grande de mi vida.

Tiempo después tuve el placer de que me llamaran para modelar para ellos, sentí que el corazón se me salía del pecho de la felicidad.

Le debo mucho a Lot Of, a su equipo maravilloso, gracias a ellos pude encontrar ropa que me representaba, con la que puedo sentirme hermosa, no solo por dentro sino por fuera.

Destaco que entrar al local es una de las cosas más bonitas, todos tienen una energía tan positiva que es imposible no salir feliz.

Agradezco no solo por mí, sino por todas las mujeres que al entrar nos podemos sentir como reinas, tener un momento en el que, el probarse ropa deja de ser estresante para ser algo que no querés dejar de hacer, porque amás verte en el espejo con esa prenda que estabas buscando hace tanto y al fin la encontrás.

Gracias por seguir apostando a la moda plus size, por hacernos sentir bellas, por la buena energía con las que nos reciben cada vez que entramos al local ¡Gracias, gracias, gracias!